Dr. Victor Mayoral. Barnadolor. Barcelona

El ‘Screening Tool’ ha contribuido a que el dolor neuropático localizado sea una patología reconocida

El Dr. Víctor Mayoral, secretario de la Sociedad Española del Dolor (SED), fue uno de los expertos que investigaron la herramienta Screening Tool (ST), instrumento orientado a los médicos de Atención Primaria para ayudar a detectar y diagnosticar el Dolor Neuropático Localizado (DNL)

 

Dr. Mayoral, ya han pasado casi cuatro años desde la presentación a nivel internacional del Screening Tool, la herramienta para ayudar a detectar y diagnosticar el Dolor Neuropático Localizado (DNL), herramienta desarrollada por un grupo de expertos internacionales de los que usted formó parte. ¿Después de casi cuatro años, cuál sería su evaluación respecto a la andadura, la efectividad y el conocimiento de la herramienta?

Mi impresión es que ha sido un éxito de difusión e implementación. El Dolor Neuropático Localizado (DNL) es ahora una patología reconocida y seguramente el Screening Tool (ST) ha contribuido a ello por la simplicidad con la que podemos detectarlo o excluirlo. Hasta 16 sociedades científicas le han dado su aval y colaborado en su difusión, por lo que les estamos muy agradecidos. No tenemos datos concretos del grado de implantación, pero en un estudio hecho sobre 2.079 pacientes por 31 médicos de familia y una unidad de dolor del área de Badalona, la práctica totalidad de los médicos participantes valoraron la herramienta como útil o muy útil, facilitando la detección del DNL en la práctica diaria. Necesitamos herramientas clínicas que sean simples y rápidas de aplicar, manteniendo a su vez una buena especificidad y sensibilidad. El ST se tarda una media de 7 min. en pasarla, incluida la exploración física, y su especificidad es del 86,6%.

¿Cuáles son las innovaciones, bajo su punto de vista, que tiene la herramienta Screening Tool de detección de Dolor Neuropático Localizado (DNL) frente a otros mecanismos de detección de DNL?

Las patologías que cursan con Dolor Neuropático (DN) expresan múltiples combinaciones de signos y síntomas positivos o negativos que, por sí solos y aisladamente, no deberían considerarse como diagnóstico de DN. Así, las herramientas clínicas de sospecha diagnóstica en formato cuestionario como el Pain-Detect, la Leeds Assessment of Neuropathic Symptoms and Signs [LANSS] y la Doleu Neuropatique 4 [DN4], entre las más utilizadas, agrupan los síntomas o signos de DN más sensibles y específicos conocidos para mejorar la sensibilidad y especificidad.

Sin embargo, estos cuestionarios no tienen en cuenta el concepto de Dolor Neuropático Localizado (DNL) ni siguen los pasos del proceso de menor a mayor probabilidad diagnóstica propuesto por la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP). Con el fin de dar una respuesta a estas dos carencias y el objetivo de construir una herramienta de detección rápida y fácil de implementar, se desarrolló la Herramienta de Detección de Dolor Neuropático Localizado (DNL).

La herramienta nos proporciona tres grados de probabilidad diagnóstica de DNL: poco probable, posible y probable; dependiendo de las respuestas dadas a 4 preguntas que se deben contestar de una manera consecutiva, y no precisa más que de una historia clínica que incluya una adecuada exploración neurológica. La herramienta también proporciona información orientada a la confirmación diagnóstica de DNL que requiere de una prueba diagnóstica que demuestre la lesión neurológica o enfermedad causante (radiológica, estudio de conducción nerviosa, biopsia o pruebas analíticas orientadas a la enfermedad de base), así como criterios de derivación al especialista que resultan de utilidad.

¿Qué importancia tiene la participación del paciente en toda la evaluación para conseguir un tratamiento adecuado y temprano a su dolor crónico?

Por lo que respecta a la evaluación, no hay grandes diferencias con lo que sería una historia clínica normal, quizás sea este uno de los secretos de su éxito. Ni el paciente ni el médico van a alejarse de lo que sería esperable en un proceso diagnóstico neurológico común, incluida una exploración neurológica, orientada a detectar la presencia e intensidad de síntomas positivos o deficitarios en el territorio nervioso que sospechemos está lesionado.

Entendemos que tanto el paciente como el médico valoran positivamente que este primer paso hasta el diagnóstico definitivo apoyado en pruebas diagnósticas suele ser suficiente para iniciar un tratamiento temprano. Dado que los fármacos y las técnicas analgésicas que utilizamos para tratar el dolor nociceptivo y neuropático son notablemente diferentes, es bienvenida toda ayuda para diferenciar ambos tipos de dolor e iniciar un tratamiento temprano.

Me constan los esfuerzos que en el ámbito de la investigación sanitaria se producen diariamente. En el ámbito de los estudios sobre el dolor y bajo su punto de vista, ¿hacia dónde se dirigen las últimas investigaciones?

Las principales dianas terapéuticas farmacológicas, con fármacos actualmente en ensayos clínicos en fases II y III, van dirigidas a modular los canales de Sodio 1.7, los receptores cannabinoides, los receptores Sigma-1 y los biológicos con acción sobre el factor de crecimiento neural. Todos utilizan enfoques lógicos para modular la vía somatosensorial, por lo que tenemos fundadas esperanzas en un futuro esperanzador para los pacientes que sufren este tipo de dolor.

Por lo que respecta a las técnicas analgésicas, son continuos los avances que ya podemos aplicar por ejemplo en nuevos tipos de frecuencias en estimulación de cordones posteriores o nervio periférico, cada vez menos invasivos y más tolerables para los pacientes. También, el campo de la estimulación magnética y eléctrica transcraneal está en franca expansión, aunque en un terreno aún experimental.

Antes de la Screening Tool, había otras herramientas. ¿Cree que se avanzará a medio plazo en el desarrollo de otras nuevas?

Les puedo avanzar que, por lo que respecta al ST, ya se está llevando a cabo una nueva validación como herramienta diagnóstica en un entorno de medicina especializada en España. Deberíamos tener resultados del mismo a finales de año.


Screening Tool, el nuevo instrumento de detección de Dolor Neuropático Localizado

El primer paso en el tratamiento del dolor neuropático, y muy especialmente del localizado, es realizar un diagnóstico adecuado. Debido a la compleja fisiopatología de este dolor, este paso es a menudo largo y difícil. A partir de las investigaciones realizadas por un grupo de expertos internacionales en dolor, constituido por el Prof. Ralf Baron (Alemania), el Dr. Gérard Mick (Francia), el Dr. Gerardo Correa-Illanes (Chile), el Dr. Víctor Mayoral (España) y el Prof. Hans (Bélgica), fue posible diseñar un instrumento orientado a los médicos de Atención Primaria para ayudar a detectar y diagnosticar el dolor neuropático localizado y para ayudar a los pacientes a conseguir un tratamiento adecuado y temprano a su dolor crónico.

Finalidad del instrumento

Este nuevo instrumento de detección de dolor neuropático localizado ayuda al profesional sanitario a: enfocarse en los pacientes con dolor crónico, facilitar el diagnóstico de dolor neuropático en tan solo cuatro pasos y diferenciar el dolor neuropático localizado de cualquier otro tipo de dolor neuropático, susceptible de recibir otro curso terapéutico.

Este innovador proyecto ayuda al diagnóstico a través de cuatro pasos clínicos:

1. Anamnesis.- ¿La historia del paciente sugiere una lesión o enfermedad nerviosa relevante?

2. Anatomía.- ¿Resulta coherente la distribución del dolor desde el punto de vista neuroanatómico?

3. Evaluación sensitiva.- ¿Muestra el examen neurológico algún signo sensorial positivo o negativo en la zona del nervio afectado?

4. Extensión de la zona dolorosa.- ¿La zona dolorosa está delimitada y es menor que una hoja de tamaño A4?

Si las 3 primeras respuestas son afirmativas: es probable que sea dolor neuropático.
Si las 4 respuestas son afirmativas es probable que sea dolor neuropático localizado.

 

Fuente: www.elmedicointeractivo.com (10 – Marzo – 2017 )